Primera modernización

En 1794 comienza la modernización del puerto cuyo inicio lo marca la construcción de la Corta de Merlina. Obra del ingeniero Scipion Perosini, esta actuación facilitó la navegación hasta Sevilla al reducir un trazado de 10 kilómetros con una corta de 600 metros a la altura del Coria del Río.

La segunda mitad del siglo XIX significó una de las mayores transformaciones históricas a nivel urbanístico que experimentó la ciudad. El río y los espacios portuarios pasaron de arrabales a ser el centro de la vida económica y de la nueva ciudad que se configura. Vamos a hacer pequeñas paradas en algunos de estos cambios que experimentó la ciudad:

En 1814 se creó la Real Compañía de Navegación del Guadalquivir con el objetivo de modernizar el Puerto y la navegabilidad del río. En este momento se emprendieron varias obras de ingeniería, incluyendo la eliminación del torno de Borrego.

Tres años después, la Real Compañía bota el primer barco a vapor español, el Real Fernando, que se construyó en los astilleros de los Remedios, en Triana.

En 1852 se inaugura el puente de Isabel II, popularmente llamado de Triana que sustituye al tradicional puente de barcas y que, al ser la primera conexión estable entre Sevilla y Triana, tendrá importantes consecuencias en el futuro desarrollo urbano.

Hacia 1860 operaban en el puerto sevillano varias compañías de navegación. La famosa compañía Ybarra se crea en 1860 para construir el vapor Itálica que estableció la línea Sevilla-Bonanza.

Autoridad Portuaria de Sevilla
Avenida de Moliní, 6 41012 Sevilla (España)
T +34 954 24 73 00
F +34 954 24 73 43
@ Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.